#MamáSíNutre, si piensas que tu hijo es “picky” por que no le gusta el chayote, no te desesperes, puede ser normal, pero si de plano rechaza todo un grupo de alimentos, practica estos trucos donde te enseño a sustituir los productos por otros equivalentes.

 

Un niño quisquilloso y muy selectivo en la mesa no aparece de la noche a la mañana: el paladar se forma de los 6 a los 12 meses de edad, justo cuando inicia en los sólidos o primeras papillas, así que esta etapa es la gran oportunidad para enseñarle a comer bien y de todo.

 

Los primeros años de vida son un reflejo de cómo será un niño de adulto y esto también aplica en la alimentación, educación y formación de hábitos. Los papás piensan que deben ofrecer “comidad de niños” porque son irresistibles o divertidas, como nuggets, papas a la francesa, hot dogs, hamburguesas, leche con chocolate o caramelos.

 

¿La realidad? Estos gustos no lo nutren y sólo incitan a que su paldar prefiera sabores muy fuertes o cargados, dejando a los alimentos sanos como algo aburrido e indeseable.

 

Por el contrario, si inicia con alimentos naturales, frescos y sin azúcar, grasa o sal, estarás del otro lado: esto le ayudará a aceptar con más facilidad esas opciones que no son tan populares, como verduras. ¿ Y si algo no le gusta nada? Aprende qué los alimentos funcionan como sustitutos y le aportan los mismos nutrientes.

 

Aquí es donde una #MamáSíNutre, es decir, una mamá bien informada e ingeniosa hace la diferencia.

 

El grupo que no quiere

 

Primero identifica a qué grupo de alimentos pertenece eso que no soporta. Hagamos un repaso de los grupos por los nutrientes que aportan:

 

Cereales Carbohidratos

Arroz, avena, pasta, pan, tortilla, galletas y todos aquellos que vienen de un cereal como trigo, cebada y centeno.

Leguminosas y alimentos de origen animalProteínas

Res, cerdo, pollo, pavo, pato, huevo, embutidos, leche, queso, yogurt

Frijol, haba, lenteja, alubia, chícharo.

Frutas y verdurasVitaminas y mineralesTodas las frutas y verduras.
GrasasGrasas buenasNuez, almendras y aceites vegetales

¿Cómo lo hago comer?

 

Para poder entender qué alimentos son sustitutos, sólo hay que clasificarlos en las categorias anteriores. Por ejemplo, si no le gusta la carne y te preocupa el hierro y las proteínas, puedes reemplazarlo por otro del mismo bloque como pollo o pavo, ya que le aportan proteínas: para el hierro, espinaca o berros.

 

Ahora cada vez que tu hijo rechace un alimento sabrás como sustituirlo de manera equivalente, y si aún con estos tips te cuesta trabajo darle de comer a tu pequeño, te dejo este podcast donde te doy algunas ideas de cómo preparar menús. ¡Dale play!

 

 

Saluditos sanos,

Related Posts

Leave a Comment

*