Una de mis colaboraciones favoritas es en la revista The Beauty Effect de Eugenia Debayle, para quien creé esta lista de superfoods mexicanos que puedes encontrar en todo el país. 100% #HechosEnMéxico. Yeah!

 

Nopal

 

Su fibra alimenta a las bacterias de los intestinos, haciendo que tengas piel y pelo sano. También tiene proteínas que ayudan a tener la piel más firme, además regula la digestión y reduce los niveles de glucosa en la sangre. Depura el sistema digestivo y reduce la inflamación haciendo que bajes de peso.

 

¿Cómo comerlo?

De forma libre en asados, ensaladas y hasta jugos verdes, ya que tiene muy pocas calorías. Ten cuidado si lo fríes, porque se vuelve hipercalórico y no te sirve de nada. También lo puedes probar en proteínas en polvo o pastillas que están hechas de puro nopal (nosotros las tenemos en La Tiendita Orgánica), excelentes para agregarle fibra a cualquier plan de alimentación.

 

Cacao

 

Si quieres una piel suave tienes que comerlo, porque tiene probióticos que mejoran la salud del intestino. Si andas deprimida y tienes ansiedad por comer dulces, postres o pasteles, no te quedes con el antojo y come cacao. Además mejora la circulación y ayuda al sistema digestivo.

 

¿Cómo comerlo?

En avena, barras de cereal, licuados con proteína o hasta espolvoreado en manzana o pera. Una cucharada al día es suficiente. Ni se te ocurra combinarlo con leche de
vaca ni azúcar refinada, ya que deja de ser alcalino y acidifica el organismo. También puedes comerlo como chocolate oscuro (70% cacao).

 

Amaranto

 

Su alto contenido de vitamina B12, calcio y proteína, hace que las uñas se vean brillosas y crezcan fuertes. También es rico en lisina, aminoácido que ayuda al desarrollo mental y promueve la producción de colágeno. Contiene mucha fibra, por eso mejora la digestión y ayuda a las personas que sufren estreñimiento.

 

¿Cómo comerlo?

Como topping de smoothie bowl, con fruta, en yogurt, en licuados o en forma de alegría. Puedes comer una cucharada sopera al día, y no importa si comes más, pues es bajo en grasa. Evita las alegrías que venden en la calle, ya que son altas en calorías por el azúcar que contienen. Mejor opta por las barritas de amaranto con jarabe de agave, linaza, chocolate, coco-chía y alga espirulina. ¡Las amo! Todas de venta aquí en La Tiendita Orgánica.

 

Chía

 

Mejora la salud de la piel, porque alimenta las bacterias buenas de los intestinos. Esta semilla aporta ácidos grasos esenciales (omega-3), fibra, antioxidantes y proteína. Al sumergirse en agua o cualquier otro líquido, suelta una especie de baba que, cuando te la tomas, te hace sentir satisfecha y tener una mejor digestión.

 

¿Cómo comerla?

Con una cucharadita al día tienes para aprovechar sus beneficios. Las puedes dejar remojar en agua durante la noche y tomarla en ayunas con jugo de limón y agua tibia, dándole un plus extra a ese tónico que es buenísimo para purificar la sangre y desintoxicar el cuerpo. También la puedes hacer en pudín o incluir en smoothies.

 

Espirulina

 

Recupera la energía y desintoxica el organismo, pues purifica el hígado. Por eso es uno de los ingredientes claves de la mayoría de los programas detox. Contiene vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, clorofila y una amplia gama de fitoquímicos. Aporta vitamina B12, que es la encargada de ayudar a tener una piel suave desde los pies hasta la cabeza. De venta en La Tiendita Orgánica en polvo, pastillas y ¡mazapanes!

 

¿Cómo comerla?

Comienza con poca cantidad, porque es pesada y, poco a poco, ve aumentando de manera gradual. Lo ideal es que tomes una cucharadita o 2 tabletas al día, con eso ya estás recibiendo la proteína de 150 gramos de bistec y el calcio de 3 vasos de leche de vaca. Puedes tomarla sola (aunque tiene un sabor fuerte y amargo), en smoothies bowls, con frutas o jugos verdes. Nada más no te excedas, si te pasas, harás que tu hígado trabaje de más.

 

Aguacate

 

Aunque veas la grasa como el enemigo a vencer, la realidad es que está presente en todo el cuerpo y, sin duda alguna, la necesitas para que el organismo funcione. Cuando comes grasa vegetal como la del aguacate, la piel, el cabello y hasta las uñas brillan más gracias a su alto contenido de vitamina E.

 

¿Cómo comerlo?

Con moderación. Media pieza al día es suficiente para provechar sus nutrientes. Anímate a hacer diferentes mezclas. A mí y en The Beauty Effect nos fascina el licuado de aguacate con fresas. Solo necesitas medio aguacate, una taza de fresas, dos vasos de leche de almendra y una cucharada de miel. Licúa todo y tómalo en la mañana. Otra combinación que me encanta es: una scoop de proteína de aguacate + medio mango + media taza de agua. Todo al procesador de alimentos y listo. ¡A disfrutar antes de ir al gym!

 

Cuéntame cuáles son tus superfoods mexicanos favoritos y de cuáles te gustaría que creara más recetas.

 

Saluditos sanos,

Related Posts
Showing 2 comments
    pingbacks / trackbacks

    Leave a Comment

    *