Quienes ya me conocen, saben que el gluten me inflama y me saca barritos, por eso me di a la tarea de buscar y probar una receta sin harina de trigo para poder disfrutar de este delicioso pecado saludable, típico de mi México querido y de nuestras hermosas tradiciones. Espero disfrutes este pan de muerto sin gluten tanto como yo.

 

Ingredientes

 

  • 1 taza de fécula de tapioca
  • 1 taza de harina de arroz 
  • 1/2 de fécula de papa
  • 1 1/2 cdta de levadura seca (si usas levadura fresca multiplica por tres)
  • 2 yemas de huevo 
  • 3 huevos enteros 
  • 80 grs de aceite de coco
  • 1/2 taza de azúcar de coco
  • 1 1/2 cdta de goma xanthana 
  • 1 cda de agua de azhar 
  • Raspadura de una naranja 
  • Una pizca de sal orgánica 
  • Huevo para barnizar 
  • Ajonjolí para espolvorear (opcional)

 

Preparación 

 

  1. Diluye en agua tibia (muy poca) la levadura, déjala reposar unos minutos. 
  2. Agrega 1/4 de taza de harina, la mitad de la goma de xantano y forma una bola de masa suave. Déjala reposar 15 minutos en un lugar tibio, hasta que esponje al doble de su tamaño. 
  3. Tamiza la harina restante, junto con la otra mitad de goma xantano, la sal y el azúcar de coco. Pon en medio los huevos enteros y las yemas, también el aceite de coco, la raspadura de naranja y el agua de azahar. Amasa bien. 
  4. Agregar la fécula de papa y tapioca. 
  5. Amasa nuevamente y deja reposar en un lugar tibio durante una hora. 
  6. De nueva cuenta amasa y forma los panes del tamaño deseado. 
  7. Coloca en las charolas engrasadas, séparalos 10 cm entre cada uno y barnizarlos con las yemas de huevo. 
  8. Con un poco de masa haz tiritas que formen huesos y ponlos encima de los panes en forma cruzada, los cuales deberán pegarse con huevo. Finalmente haz una bolita de masa y ponla en el centro del pan. 
  9. Barniza nuevamente el pan con el huevo y espolvorea el ajonjolí. 
  10. Déjalos reposar unos minutos más hasta que veas que ya no crecen. Ponlos en el horno precalentado a 160 °C durante 40 minutos. Y listo, déjalos enfriar y a disfrutar. 

 

Disfrútalo sin culpa pero eso sí, no más de una rebanada al día. De preferencia por la mañana, acompañado de un chocolate en agua o de leche vegetal calientita con 1 cucharadita de cacao. ¡Te va a saber delicioso!

 

Recuerda tomarle foto y etiquetarnos usando los hashtags #SíNutre y #HechoEnSíNutre.

 

Saluditos sano, 

 

Related Posts

Leave a Comment

*