¿Eres lo que comes o comes lo que eres? Desde algunos años, yo como lo que soy. Lo que significa que diseñé mi dieta acorde a mi carga genética. Me cuido no sólo para tener el abomen planito sino para evitar activar las enfermedades a las que genéticamente estoy predispuesta: obesidad, artritis y cáncer de colon. ¿Cómo lo sé? Porque me hice un Estudio de Genes.

 

La Genómica Nutricional, además de ser una ciencia, es un tema fascinante y una herramienta que nos sirve a los nutriólogos para diseñar planes de alimentación “a la medida” de los genes de nuestros pacientes.

 

Esto los hace bajar de peso más rápido, dejan de gastar en multivitamínicos que realmente no necesitan y, sobre todo, previenen las enfermedades crónico degenerativas que están latentes en su ADN.

 

También nos permite saber:

  • El mejor ejercicio para ellos. No todos son candidatos a hacer cross fit. A unos les va mejor hacer yoga y no lo sabían. 
  • La cantidad exacta de carbohidratos que deben consumir
  • Su tolerancia al alcohol
  • La dosis de vitamina D, vitamina E y vitamina A con la que debemos complementar su alimentación

 

Me encanta este tema porque nos enseña que no podemos cambiar (ni culpar) nuestros genes pero sí la forma en que comemos. De nosotros depende activar los genes que nos enferman o no. Te invito a que a partir de hoy elijas lo que comas preguntándote ¿esto me enferma o me nutre?

 

Aquí más info sobre nuestro Estudio de Genes.

 

Si deseas agendar tu Estudio de Genes, te pido que visites La Tiendita Orgánica y nos llames a Sí Nutre al T. 55234191 de lunes a viernes (10 a 19 hrs) y fines de semana (9 a 14 hrs). También te comparto este Consultorio en Vivo donde hablé más al respecto:

 

 

Saluditos sanos,

 

Related Posts

Leave a Comment

*